El futuro en cultura

La cultura es principalmente una búsqueda de significados

¿Cómo se está desarrollando la cultura en el mundo moderno y qué valores permanecerán con una persona en el futuro?

Necesitamos crear canales modernos para entregar contenido cultural a los visitantes. El mundo, perdón por la banalidad, ha cambiado mucho. Dejando de lado las interminables discusiones sobre los beneficios o peligros de la digitalización, en cualquier caso, los poetas y escritores necesitamos saber estar más presentes en Internet: redes sociales, agregadores de noticias, etc.

Ahora bien, si visita cualquier sitio de noticias en un dispositivo móvil, será difícil para usted encontrar noticias culturales, se retiran al mismísimo «sótano». Por supuesto, este no es el mejor lugar para recibir noticias. El sitio debe ser un punto de «respuesta rápida», mientras que, por supuesto, los materiales no serios también encontrarán un lugar allí. Es necesario que su búsqueda coincida con el título, algo imposible. Debemos centrarnos específicamente en la cultura, aunque en un sentido amplio.

Hoy en día, un ciudadano común a menudo ve una completa confusión al comprender qué es la cultura. Anteriormente, era una especie de espacio de élite, donde había filtros estrictos, jerarquías, porque existía un cierto monopolio sobre los «medios de entrega» de un producto cultural a un consumidor potencial. Ahora, en la era de Internet, en teoría, todo el mundo puede decir: «Se me ocurrió esto, por qué no puede convertirse en parte de la cultura». Esto es como hablar del hecho de que no hay ni el bien ni el mal, todas las categorías morales son convenciones. Si no hay una jerarquía de valores, inevitablemente se produce el caos. Lo mismo ocurre en la cultura. Se puede equiparar el cine de Kubric con el de la serie Marvel.

El valor de la información está en su singularidad. Ahora nos enfrentamos a una sobreabundancia tangible de información digital que nos cae encima de todo tipo de fuentes. Además, a menudo es algo así como un eco, porque la información a menudo se duplica, todo el mundo escribe sobre lo mismo. Y si los psicólogos todavía están de moda, en un par de años, creo que serán populares como los entrenadores sobre cómo filtrar la información. Porque la información digital genera mucho ruido. Quizás muchas personas eventualmente regresen a dos o tres fuentes de noticias comprobadas, incluidas las noticias en papel. Por supuesto, no estoy hablando del renacimiento de la audiencia multimillonaria de periódicos y revistas, pero este formato será aún bastante viable. Pero debemos encontrar el modo de poder publicar poesía en Tik-Tok e Instagram.

Hay varios puntos de vista sobre la cultura. Y estas son más bien cosas relacionadas con la cosmovisión y no con la edad o la ocupación de las personas, ni como se acercan al contenido. Alguien percibe la cultura como un negocio. Otros son divertidos: un póster de actividades para mantenerte ocupado este fin de semana o el próximo mes. Y hay personas para quienes la cultura es algo más profundo, un proceso continuo de búsqueda de significados. ¿Cuáles son los significados? No importa cuánto se rían los cínicos, para mejorar a una persona. Porque la gente, con todas las contradicciones, está cambiando gradualmente de un siglo a otro para mejor.

El segundo punto importante –ahora están hablando mucho de eso, en particular, lo discutieron en el Foro Cultural Internacional de San Petersburgo que acaba de terminar– todos estamos al borde de una nueva revolución. Hace doscientos años, el mundo vivió una revolución industrial, que nos liberó de la economía del feudalismo, cuando teníamos que cortar leña, ordeñar una vaca, hornear pan, etc. todos los días, nos dio más tiempo libre. Ahora, cuando los robots reemplacen a los humanos en muchas áreas diferentes, será necesario descubrir cómo mantener ocupadas a cientos de millones de personas. Y el ámbito principal para la aplicación de sus esfuerzos será precisamente la cultura, aquello que aún no está disponible para la inteligencia artificial. En este sentido, se podrá brindar a las personas nuevas oportunidades de desarrollo profesional. Son nuestra audiencia futura. Suena, por supuesto, futurista, pero creo que ya es un futuro muy cercano.

Por Valeria VB de Lera Litera
Desde los campos de Kursk, Rusia.

Lera Litera es poeta y escritora rusa