Silvia Garrido Gaviño, poemas que reviven en canciones

Ni tiempo ni edad son condicionantes para desarrollar y cultivar el espíritu creativo, aún más, cuando se ha recorrido el camino de la vida nutridos de experiencia, observación y sensibilidad. Por cierto, también ejerciendo disciplina y conocimiento.

Silvia Garrido Gaviño es un ejemplo de lo anterior. Profesora de Biología y Química (estudió en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile), ejerció el magisterio durante treinta y seis años en el liceo de niñas de Quillota en los comienzos de su carrera profesional y posteriormente en diversos liceos de Santiago. Durante ese tiempo, comienza a desarrollar inquietudes literarias como escritora y poetisa, logrando incorporarse al “Círculo de escritores y poetas de Chile”. Al retirarse de las aulas, desarrolla un trabajo en la «Gerontología Social» con diversos grupos de Santiago y participando en programas radiales dedicados a las personas de la tercera edad.

La poeta, publicó su libro Hilvanando mis versos después de los 60 en el año 1994, edición compuesta por una selección de 16 poemas dedicados a sus sentimientos más íntimos, a sus amigos y a la vida misma. De acuerdo a como lo enunciara en el prólogo del citado libro, no quiso más que expresar en sus versos mensaje de optimismo, fe, amor a Dios y a la vida.

Un giro interesante ocurre durante el año 2019, en el cual, circunstancialmente, Silvia conoce al músico y compositor Juan Guillermo Molina, ella le obsequia su libro de poemas antes citado; el músico se interesa por la sensibilidad de los versos y por iniciativa propia, proyecta musicalizar la palabra impresa de algunos de los poemas, revitalizando los escritos de la autora ya nonagenaria.

Juan Guillermo Molina, es un músico con estudios en composición musical, guitarra clásica/folclórica también instrumentos de cuerda como tiple, charango, cuatro, mandolina, entre otros. Ha desarrollado composición musical de raíz folclórica incorporando instrumentos populares, étnicos  tanto como utilizados en música docta, cultivando así un estilo propio de música urbana con raíz folclórica.

Los poemas de Silvia inspiran el trabajo musical del artista, quien compone cinco canciones basadas en el libro Hilvanando mis versos después de los 60 y una canción relacionada al prólogo del mismo, enterando seis canciones en base al poemario. A estas seis canciones se suman otras seis de autoría de Juan Guillermo Molina conformando el disco “Hilvanando Versos”.
En la producción musical del disco, se incorporó el guitarrista, arreglador y productor musical Pedro Cortés Espinoza poseedor de vasta experiencia en música popular. El músico participó en el Festival de la Canción de Viña del Mar y trabajado también con destacados artistas nacionales.

En el mes de octubre de 2021, se ha lanzado a la plataforma YouTube el video de la primera canción llamada “El Viejo Árbol”, canción basada en el poema del mismo nombre y el primero que escribiera Silvia, además de ser el primero en el libro citado.

Henry Chicago-Mancilla

 


A continuación presentamos la canción “El Viejo Árbol” con un video-montaje creado por el mismo compositor Juan Guillermo Molina.

Foto principal Pixabay (intervenida)