ANDRÉS MORALES, POETA

El regreso a la madre patria

Andrés Morales poeta mayor, nos deja para viajar a nuevas ínsulas como diría el mismo, quizás parafraseándolo, ínsulas extrañas y de sus entrañas que de manera tautológica así como sus parientes llegaron en el mítico Winnipeg desde España, él vuelve a esa mater patria, no sin dolor, no sin desarraigo.

Para los que no lo conozcan o no hayan tenido noticias de él, debemos decir que nació en Santiago de Chile en 1962. Es Licenciado en Literatura por la Universidad de Chile y Doctor en Filosofía y Letras con mención en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Barcelona (España). Ha publicado veintitrés libros de poesía entre los que destacan: Por ínsulas extrañas (1982); Lázaro siempre llora (1985); No el azar/Hors du hasard (traducción al francés, París, Francia, 1987); Ejercicio del decir (1989); Verbo (1991); Vicio de belleza (1992); Visión del oráculo (1993); Romper los ojos (1995); Escenas del derrumbe de Occidente (1998 y 2014, nueva versión revisada); Réquiem (2001); Izabrane Pjesme/ Poesía Reunida (traducido al croata, Zagreb, Croacia, 2002); Memoria Muerta (2003); Demonio de la nada (2005); Los Cantos de la Sibila (2008); Poemas/Pjesme (traducido al croata, 2011); Antología breve (2011), Escrito (Santiago, 2013; Madrid, 2014); Poemas Escogidos/Poezii Alese (versión en rumano, Bucarest, 2014); Écrit dans un miroir (Escrito, traducido al francés, París, 2015), Esencial (Antología Personal 1982-2014); A los muertos (Argentina, 2016); Tránsfugo (2017); Antología Esencial (Madrid, 2018); País de ojos y sueños / Paese de occhi i de sogni (En italiano, Roma 2019); Antología de Andrés Morales (Madrid, 2019) y Oráculo (Santiago de Chile, 2019).

Su obra poética se encuentra parcialmente traducida a quince idiomas (inglés, francés, croata, portugués, chino, coreano, sueco, catalán, mapudungún, rumano, turco, noruego e italiano) y ha sido incluida en más de setenta antologías chilenas y extranjeras y en un gran número de revistas literarias nacionales y del exterior, siendo también distinguida con diferentes reconocimientos nacionales e internacionales entre los que destacan: Premio Manantial de la Universidad de Chile (1980), Premio Internacional Miguel Hernández al mejor poeta joven latinoamericano (Buenos Aires, Argentina, 1983), Beca Pablo Neruda (1988), Beca de Hispanista extranjero (como poeta y académico) del Ministerio de Asuntos Exteriores de España (Madrid, 1995), Fondo Nacional de las Artes de Chile 1992 y 1996, Premio Ciudad de San Felipe 1997, Beca de Creación Literaria 2001 de la Fundación Andes, Beca de Creación Literaria para escritores del Fondo del Libro del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile en los años 2001, 2004 y 2008. Premio Nacional de Poesía “Pablo Neruda” 2001, Primer Premio en el XII Concurso Internacional de Poesía “La Porte des Poètes” de París (Francia) 2007, Premio Hispanoamericano “Andrés Bello” 2014 de Madrid, España (por el conjunto de su obra poética) y el Premio de Ensayo “Centro Cultural de España” en sus versiones 2002 y 2003. Desde el año 2007 pertenece como miembro de la Academia Chilena de la Lengua y desde el año 2014 de la Academia Hispanoamericana de Buenas Letras de Madrid, España. Actualmente desarrolla su escritura poética conjuntamente -como Profesor Titular- con sus clases de Taller de Poesía, de Literatura Española Clásica y Contemporánea y de Poesía Chilena en la Universidad de Chile.


Antes de partir nos presenta acá en Chile su último gesto poético Al Sur de los Espejos (Ediciones Filacteria), obra sobre la cual el destacado poeta, actor y editor Rodrigo Peralta ha dicho: “Como un cuaderno de despedida, Andrés Morales nos entrega su arrojado arrebato en un conjunto de poemas íntimos, que evocan épocas, sensaciones y emociones a través de una lírica prolija que constatan los años de trayectoria de este extraordinario poeta que deja nuestras tierras para arrimarse al amparo de una Europa dormida por la historia”. En efecto, como bien apunta Peralta en este libro se respira el halito del adiós, de la partida, en el se respira desarraigo. Cito al poeta: «Yo sé que no conozco al mundo en su derrota». Nosotros diríamos que tampoco la conocemos y cual Némesis esperamos que la soberbia ajena que lo vio partir se precipite en su canto, de amor y de esperanza que jamás sabrán a derrota.

Juan Antonio Huesbe Santelices
Poeta

Enlace a página de Andrés Morales: