Recuérdame cuando me haya ido

Como el tic tac de un reloj se escuchaban las pulsaciones del corazón de Pedro, adrenalina que delataba emoción propia que genera una aventura insospechada. Subir montañas para atrapar estrellas, correr en las “ciclovías” y dejar un mensaje. Bajar, subir aviones tripulando una imaginación poco controlada, llevan a Pedro a esculpir la piedra donde está el mapa de las coordenadas del peligro. Las imágenes y contrastes de las culturas al descubrir los colores de las razas, el sonido religioso de cánticos de mil lenguas, son lo que acelera más que el pulso a su “desventura de Quijote”. ¿Qué hacer ahora con las maletas que irán por África, Asia y Europa? ¿Seguirán a esta brújula imantada de puntos cardinales, donde muy pocos han llegado, sólo impulsado por un “duende interno” que le habla al oído, estimulando su alma de escalador de lugares inéditos? Pedro ahora es el “soldado entrenado”, el “capitán Veloso” de un avión que transita en el cielo imaginario y que desciende en pistas desconocidas, donde no hay faroles ni guías. Como la escena de una película, un guion sin cuartel, el personaje arrastra sus maletas, llenas de ruedas, sorteando obstáculos, idiomas y dialectos que nos pavimenta caminos en su libro. En cada detalle de su emotiva experiencia, el relato nos nutre de ese entusiasmo que todos un día tuvimos, el miedo que Pedro venció. Aquí están sus textos esculpidos de sudor, como los de Emilio Salgari en Sandokan. Viajaremos con nuestro amigo sabiendo del mundo de lo desconocido; nutriendo ambiciosamente la imaginación, empapándonos de otras culturas. ¿Tendrá este libro un epílogo final? ¿Será cuestionado al cierre de la contratapa? ¿Es sólo el comienzo de otras conquistas? Las respuestas están en su pluma llena de tinta indeleble y que el “capitán Veloso” nos marca en su mapa de una interminable ruta. Si nos detenemos unos minutos en la lectura final, veremos las maletas de Pedro algo dañadas, pero aun sólidas, para volverlas a implementar. Raúl Peralta Moris Escritor y Cineasta Autor: Pedro Veloso Hernández Contacto escritor:http://capitanafrica.com/index.php/projects/