Los 5 del Squalo

Dibujo y texto han acompañado a la cultura humana por siglos. El arte del comic o historieta en su forma de narrativa gráfica se masifica en el siglo 20, centuria que le confirió mayor universalidad. La industria periodística sirvió como un soporte extraordinario para las tiras cómicas, fue una vitrina de exposición insuperable. La industria de la imprenta cada vez más desarrollada, contribuyó en aumentar “el tiraje” de revistas y libros, creando verdaderas joyas impresas, que en muchos casos reflejaban un contexto cultural y social en su época. También el siglo 20 dio paso a la industria de la animación y el mundo del entretenimiento comic hizo ¡¡¡Bum!!! Pero eso es otra historia.

Combinar artes gráficas y un buen guion escrito distribuido en viñetas impresas, es arte de dimensiones creativas sin duda muy interesantes. Magistrales talentos literarios e ilustradores estuvieron aliados de manera notable, sentando cátedra en el denominado mundo de los comics. Es imposible dejar de nombrar a la dupla francesa Goscinny (guionista) y Uderzo (dibujante) con el clásico Astérix y Obelix, entre otros tantos genios en la historia del comic o historietas.

Entre tantos otros genios de la pluma y el pincel, en Chile, es inolvidable el dibujante Themo Lobos (1928-2012), padre adoptivo del célebre Mampato, personaje que daba nombre a la revista educativa fundada por el genial arquitecto Eduardo Armstrong (1931-1973), publicación en un principio de periodicidad quincenal (1968-1971) y luego Semanal (1971-1978).

Muchos nombres se inscriben en el arte de la historieta y el comic, dedicados en cuerpo y alma a la hora de cultivar su arte a toda costa, e insistiendo en no abandonar su pasión expresiva en este arte. Entre estos héroes de la pluma y pincel Robinson Soto Wilson (Kostner, su alter ego), mirada inquieta y sin edad, de muchas horas sentado frente a viñetas, tintas y lápices, se sumerge en el mundo de la fantasía dando vida a sus queridos “monos”. Su trabajo ha sido publicado en diversos medios locales de la V Región y también ha recibido premios por su trabajo. Pero su mayor inspiración es enseñar a los niños este arte maravilloso y expresivo, asistiendo voluntariamente a colegios.

También ha sido invitado a ferias locales y eventos difundiendo su literatura gráfica.

El escritor-dibujante tiene claro que los niños disfrutan con las aventuras, pero a la vez, invita a los padres a compartir motivos de reflexión, vinculando la lectura como punto de encuentro con sus hijos. Su nuevo trabajo Los 5 del Squalo, fue pensada inicialmente por Robinson como un comic tradicional de respectivas viñetas gráficas. Sin embargo, desistió de ese plan para transformarla en una novela escrita en prosa, en la cual, los niños crean en su imaginación los personajes que el autor va describiendo durante el transcurso de la historia. El autor es entusiasta para fomentar el hábito de la lectura. Por su parte, los padres vuelven a recrear sus miradas de niños, advirtiendo la dimensión educativa que se busca reflejar.

Bocetos previos de la novela gráfica que finalmente se llevó al formato de novela narrativa.

Escribir para el público infantil sin olvidar el vínculo familiar, es una dimensión literaria que Robinson Soto Wilson se propone en esta primera novela: Los 5 del Squalo.

Los 5 del Squalo: 250 páginas. Editorial CMV (impresores) Contacto con el escritor: http://robinsonsotow@hotmail.com